¿Qué harías si no tuvieras miedo?...



Queridx aventurerx, Buenos días, 

Hoy te voy a hablar sobre una vieja amiga mía, una emoción que conozco bien.... el miedo.


El miedo es una emoción básica y necesaria en nuestro cuerpo. Aunque no lo creamos tiene su función. Sin miedo, nos iríamos matando los unos a los otros, nos tiraríamos por precipicios, nos dejaríamos atacar por animales agresivos, o quien sabe lo que seríamos capaces de hacer. (aunque, a decir verdad, ya el mundo está muy loco y ya hay demasiadas personas que parece que no tienen ese miedo interno...). 

Lo que pretendía explicar es que el miedo es necesario y su función básica es protegernos, cuidarnos,.. ante una situación de peligro para nosotros. Forma parte de nuestro cerebro más ancestral, el reptiliano. Ese mismo cerebro que compartimos con la mayoría de animales, como reptiles,... Ese que sirve para defendernos y llevándolo a una situación de ayuda a día de hoy, es la que nos pone en el peor de los escenarios para saber que hacer en ese caso.

Se podría decir que nuestro cerebro está más programado para defenderse en situación de peligro que para ser feliz. La felicidad es algo que debemos cultivar en nosotros. ¿Sabías que hay un estudio que demuestra  que necesitamos crear 4 pensamientos positivos para contrarrestar cada pensamiento negativo que viene a nosotros?. 


El miedo forma parte de nuestra cultura, miedo que nos transmiten los medios de comunicación, miedo a lo que dirán, miedo a lo que pasará,... Pero ahora te planteo yo,....sabiendo que el miedo es algo congénito...sabiendo que el miedo es algo que está en nuestro adn y es inevitable. Sabiendo que es una emoción tan válida como otras, te pregunto: ¿qué harías si no tuvieras miedo? ¿Qué estás dejando de hacer en tu vida por miedo? 


Tampoco te hablo de rechazarlo, sino más bien de aceptarlo, incluirlo en ti y a pesar de eso hacer lo que sientas que debes hacer. 


¿Te has parado a pensar la cantidad de cosa en la vida que hemos dejado de hacer por miedo? y después lo miras, con el tiempo y dices, pero mira qué tontería, si lo hubiera intentado tampoco hubiera pasado nada... al revés, me hubiera quedado satisfechx con haberlo intentado.


El miedo puede ser una emoción muy absorbente, invasiva, pero aquí y ahora te propongo una nueva mirada al miedo. Por un instante, cierra los ojos, sentadx, pon los pies en el suelo, con las palmas de la mano sobre las rodillas y haz una respiración profunda. Ahora recrea esa sensación de miedo, trayendo aquí un momento vivido recientemente o una situación que te ronda por la cabeza y no haces por miedo. 


Respírala, siente la sensación en ti. Siente la incomodidad en tu cuerpo y en la siguiente exhalación, pregúntale al miedo ¿Qué has venido a decirme? ¿Que necesitas de mí? Respira y escucha atentamente. ¿Qué percibes? ¿Qué ves?

Quédate en esta postura el tiempo que necesites y a continuación, haz 10 respiraciones profundas y lentamente abre los ojos y conecta con el espacio en el que estás


Estaré encantada de recibir tu mail contándome la experiencia. ¿Qué has sentido? ¿Sueles recibir la emoción de miedo en ti? ¿la aceptas fácilmente o te crea rechazo? ¿Qué te ha llegado de esta breve práctica?

Practícalo esta semana y me cuentas. 

Ahora sí, Feliz domingo de ATENCIÓN y PRESENCIA

Te abrazo, Marga

14 vistas

Contacto:

Tel: (+34) 670312918

marga@mindfulnessmallorca.com

Mindfulness Mallorca. Todos los derechos reservados. © 2020.